Prótesis de rodilla

Es la sustitución de la articulación por una pieza sintética, a través de una intervención quirúrgica. Es un implante que se coloca en la estructura dañada y sustituye su función, permitiendo al paciente volver a mover la articulación, eliminando el dolor que pudiera tener.

¿En qué consiste?

La cirugía de prótesis de rodilla dura unas dos horas y consiste en retirar el cartílago y hueso dañados de la articulación, colocando en su lugar piezas artificiales. Dichas piezas pueden colocarse en distintos lugares de la rodilla: extremo inferior del fémur (pieza hecha de metal), extremo superior de la tibia (pieza de plástico fuerte y metal) o al lado posterior de la rótula (prótesis hecha de plástico fuerte).

¿Por qué se realiza?

El motivo más común por el que se coloca una prótesis es a causa de una artrosis de rodilla (gonartrosis), que va dañando la articulación. También, algunas fracturas en que hay un gran daño del hueso subcondral o determinados tumores óseos hacen necesario un implante o prótesis de rodilla.

¿Eres apto para este tratamiento? 
Acude a consulta para una valoración.
Agenda tu cita.