Artroscopia de rodilla

Es un procedimiento quirúrgico que permite observar la articulación de la rodilla mediante pequeñas incisiones a través de la piel. La artroscopia se utiliza para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de rodilla. En este tipo de cirugía se utiliza una cámara diminuta para observar dentro de la rodilla.

¿En qué consiste?

La artroscopia se realiza a través de pequeñas incisiones. Durante el procedimiento, su cirujano ortopédico inserta el artroscopio (un instrumental con una cámara pequeña del tamaño de un lápiz) en la articulación de su rodilla. El artroscopio envía la imagen al monitor de una televisión. En el monitor, su cirujano puede ver las estructuras de la rodilla con gran detalle.

Ventajas
  • Rápida recuperación debido a la menor agresividad quirúrgica.
  • Menor dolor.
  • Mayor rapidez de recuperación.
  • Disminución de la estancia hospitalaria.
  • Tratamiento ambulatorio.
¿Cuándo está indicada?
  • Lesiones de ligamentos.
  • Lesiones de menisco.
  • Lesiones del cartílago articular.
  • Sinovitis crónica.
  • Rigidez de la articulación.
  • Fracturas.
  • Bursitis.
  • Cuerpos libres intraarticulares.

¿Presentas alguna de estas enfermedades?Acude a consulta para una valoración.